poesias

hablando a la vida, Poemas y Poesia - Su Poema Publicado

Poema hablando a la vida (Leído veces)

Por mohamed jaber


Hablando a la vida

Dios mío, eres grande y solo te tengo a ti y nadie mas, sálvame del dolor de la vida,
si solo una vez mire al cielo, sentí que eres dueño de mi, se dios mío que se eran y mi quedare solo ante ti, si hasta olvidaran, que una vez he estado en este mundo.
tu dios mío me miraras y me vez que solo soy una alma que ha perdido su camino y ha llegado a tu lado, hasta olvidaran que he estado aquí.
si cada punto de luz en mi oscuridad que has marcado, solo guiara mi alma perdida a la razón de tu camino.
mi mirada al cielo es un recuerdo de que cada noche una nueva estrella nace, para alumbrar mis ojos de que estas allí mirando, entre tus planetas y estrellas estaré naufragando, en tu luz celestial olvidado, no quiero volver a tu tierra mojada de almas llorando al viento, cuerpos sangrando por el suelo, vidas sufriendo en cada lado, solo quiero estar en tu espacio perdido, en la enigma del mas allá de un vacío sin sentido, rozando tus cometas enfadadas, con ellas estrellando me en cada lado, vagando entre los restos de tus planetas, que el tiempo lo ha desvanecido en el sentido de nada, que el espacio traga mis cenizas y en lo mas oscuro dormiré entre tus estrellas, flotando, soñando en el sentido del olvido de tus almas en silencio.
si mi camino has marcado de volar a lo mas lejos de un mundo perdido, de llegar a un lugar talvez bello o malo, si en tu mundo he estado, perdido entre tus almas, mas tocado con lo malo y lo bueno, buscando y buscando para encontrar la compasión en algún lado, si nada he encontrarlo, solo la razón de mi estado.
me quedare solo en cenizas y polvo que nada puedo dar, solo con una alma colgada y unos ojos que solo saben llorar.
si a donde puedo llegar? solo quiero volar mas lejos y jamás regresar, pero mis alas no las veo por ningún lugar, en las sombras de tus bosques me he perdido, en cada sombra estoy atrapado, sin mas perdido a cada árbol amarrado, grito y grito y nadie me puede hallar.

si este es mi mundo y no hay otro que se, solo el que no veo pero allí esta.
si cada noche duermo con los ojos abiertos, por si entra una brisa de tu piedad por mi ventana, que me envuelve en las sabanas de tu alegría.
si la luz tan fugaz en la mirada y la vela de mi corazón apagada, siento ganas de levantarme y abrir aquella ventana y colgar mi mirada a las estrellas, a que miren mis aguas saladas en mis ojos y brillen por mi llorando lagrimas de luz celestial, que me miren y lloren conmigo, derramando aguas en aquel espacio incomprendido.
si mañana me levantare veré talvez un nuevo amanecer, con el brillo de un sol que muere ante una luna, brilla de todo corazón, aquel tacto de calor que besa mi cara cada mañana, dándome tal vez una razón para llegar a vivir un nuevo amanecer y tal vez hasta un atardecer o solo vivir un tiempo contado desde el ayer.
has escrito en mi libro de estar hoy hasta que se muere un gran desafiante de la luna, borrando sus rayos de ternura, en un horizonte tan bello lo siente.
tan lejos esta en la mirada, tan solo veo aquella sangre de su muerte pintada en un cuadro de una tarde marcada, en vuelto en las nubes en cada nube llorando aguas saladas, aumentando a un mar penas que no le faltan.
muere en un mar dejando una gota de luz que se va borrando en momentos, flotando en aquel horizonte, llorando a la orilla para que le de una mano, se despide de la mirada y se aleja, se alejo y se apago, se apago.
llego la noche, aquel tiempo que en la vida muere, solo para una mente que no descansa ni duerme, un paraíso que no pierde, esa magia de soñar en la oscuridad, talvez despierto o dormido o solo pensar en soñar.
las estrellas colgadas sin cables, brillan con la luz tan amarga, que se enciende y se apaga cada rato, como la vida que siento.
la luna, la luna, descansa sabiendo que un sol ha muerto, en la mirada ha marchitado.
tan blanca y a la vez tan negra, brilla en el fin de unos días, cargada de las lagrimas de las estrellas, envuelta en unas sabanas blancas mojadas.
con las lagrimas de cada mente en soledad, la sangre de aquellas miradas en el blanco de los ojos guardados, cometas van rozando, en cada mirada derraman un charco de luz en unas estrellas. se sacrifican sin saber por quien morirán y que planetas besaran.

quizás dios mío, en tu mundo me has dejado colgado, con cuerdas que no me has cortado, ni la puerta de mi jaula has abierto.
si dios mío, esta es tu vida y tu mundo, que has criado, tan bello y a la vez tan amargo, si la muerte es el fin de cada sufrimiento, si fuera la tumba nuestro descanso y para ver el descanso en cada vida merecido, si tan solo almas frías naufragando en el cielo.
pasa la noche lentamente, con el sonido de cada grillo cantando, aguas en las piedras sonando y las sombras en cada corazón miedo dando.
el llanto de un niño en cada cuna sonando, sin saber el tiempo duele en los oídos, llorando a la sangre de su nacimiento.
pasa la noche y todo aquello, aquella vida muere poco a poco, la oscuridad escurriendo entre las praderas y montañas, guardando un rallo de aquella luna que en la tarde nació, dando tal vez una vida al día o una esperanza a la noche.
en el alba nacerán unos rallos de ternura, abriendo otro sueño de cada cuento en una mente anclado, que talvez en ello será mi fin llamando o no se.
quizá puedo reír o tal vez llorar al ver eso, se llorar es la vida que siento y el cuento que he escrito.
reír, tal vez suplicar a mi boca por ello, o puede escapar una risa sin sentirlo, puedo ver aquel amanecer, pero no veo aquel desafiante, hasta mirare detrás de cada nube por si estará durmiendo en soledad.
pero no esta ese sol, ni estará en la noche, ni estará en ningún lugar,
era el deseo de una luna y fue cumplido, de morir en aquel atardecer, si en los corazones mi alma tocara para sentir el calor de aquel sol, pero nada sentiré.
si me arroje a tu infierno como una piedra, ni dolor en ello siento, pero solo soy humano, dolor le mata en cada gesto.
si hasta soñare y montare una esperanza al cielo de estar en un paraiso o tal vez solo quedara en un sueño y una esperanza al viento o mi arrojaras a tu infierno sin piedad sientes por mi en ello.
solo terminaras el trabajo de mi sufrimiento y borraras el dolor de cada alma que mi ha tocado.
si dios mío solo tu vida mi has regalado, la quemaras en este mundo o en el otro o talvez sentirás compasión por mi y me dejaras sentir mi alma en cada rincón que has moldeado y en las vidas que has criado.
dios mío mi corazón llega lejos de amor, donde no llega la voz de mi razón, solo la sangre que va de arriba y abajo en mi lo firma, el alma tiene sueño y en su realidad verán, un día las alas volarán y plumas soltaran


Por mohamed jaber



SerPoeta.com es la mayor comunidad de habla hispana en donde las personas publican sus poemas. Por ello nos sentimos orgullosos en dar a conocer y difundir los hermosos poemas aquí publicados.
Asimismo, debido a la creciente participación de poemas en portugués hemos implementado nuevas secciones en esta bella lengua.

SerPoeta.com es una comunidad para todos los poetas libres, aficionados o profesionales que desean publicar libremente sus poemas para compartirlos, difundirlos y dedicarlos.

Actualmente SerPoeta.com cuenta con un creciente número de personas que diariamente publican, así como un creciente grupo de miles de personas que acceden día a día a leer los poemas publicados.

SerPoeta.com respeta la redacción y ortografía de los poemas enviados considerándolo como licencias del autor o poeta.